La importancia del principio lúdico en educación

Lo lúdico en educaciónEl juego, como método de enseñanza, data de hace mucho tiempo, ya que en la antigüedad se utilizaba de manera empírica en el desarrollo de habilidades en los niños y jóvenes que aprendían de los mayores, actividades que permitía su sobrevivencia, como ser la caza, la pesca, etc., estos conocimientos adquiridos se transmitían de generación en generación, de tal forma que los niños lograban asimilar de manera más fácil los procedimientos de las actividades de la vida cotidiana.

El juego es una de las actividades más amenas que sirve de recurso para desarrollar capacidades mediante una participación activa y afectiva de los estudiantes, es en este sentido que el aprendizaje creativo se transforma en una experiencia feliz.

El juego, como forma de actividad humana, posee un gran potencial emotivo y motivacional que puede y debe ser utilizado con fines educativos ya que contribuye al desarrollo integral de la personalidad del estudiante y en particular su capacidad creadora; y como actividad pedagógica tiene un marcado carácter didáctico y cumple con los elementos intelectuales, prácticos, comunicativos y valorativos de manera lúdica.

Antes de la aparición de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs), se han introducido diversas técnicas y estrategias de estudio, entre ellos los juegos didácticos con el objetivo de estimular y fomentar la creatividad de los estudiantes, que además, introduce los elementos técnicos-constructivos para la elaboración de los juegos, la asimilación de los conocimientos técnicos y la satisfacción por los resultados, se enriquece la capacidad técnico-creadora del estudiante.

En nuestro medio, el ejemplo claro respecto al uso del juego lúdico en procesos educativos, son los libros producidos por el escritor boliviano, Wilfredo Villarroel Mendoza, que hablan de “estrategias de aprendizaje”, elevando el potencial didáctico que el juego tiene como estrategia para activar y enriquecer los procesos de enseñanza-aprendizaje de infinidad de contenidos geográficos, matemáticos y lingüísticos.

La aparición de las TICs, sin duda plantea un nuevo desafío, ¿Cómo incorporar las tecnologías en la educación? El objetivo necesariamente tiene que ver con la utilización del principio lúdico en el proceso de enseñanza y aprendizaje,

En la actualidad, el acercamiento de los/as estudiantes a las TICs, se promueve en gran medida por sus experiencias con juegos mediados por computadoras y celulares principalmente. Si se hace un análisis de ellos, se puede comprobar que la mayoría de los juegos no aportan desde los contenidos riqueza alguna para el aprendizaje. Sin embargo, a pesar de que estos juegos, que por su contenido (violentos) son mal vistos o rechazados por la mayoría de educadores y padres de familia, es pertinente reconocer que permiten desarrollar habilidades y destrezas cognitivas que pueden ser capitalizadas para ser aplicadas en otras experiencias de aprendizaje, siempre y cuando se tenga la capacidad de canalizar positivamente las destrezas adquiridas. Por lo tanto, en vez de “combatir” los juegos vinculados con tecnología pueden considerarse como parte de experiencias de aprendizaje.

Para ello será necesario analizar y seleccionar algunos juegos cuyos contenidos y estrategias permitan desarrollar transferencias relevantes desde el punto de vista de los aprendizajes.

Integrar lo lúdico en los procesos de aprendizaje con tecnología potenciará la atención y el interés por los contenidos, lo cual lógicamente contribuirá a la formación integral del estudiante.

En opinión de Waichhman, es imprescindible la modernización del sistema educativo para considerar al estudiante como un ser integral, participativo, de manera tal que lo lúdico deje de ser exclusivo del tiempo de ocio y se incorpore al tiempo afectivo de y para el trabajo escolar.

Vía: Educa Bolivia

Deja un comentario