Beber poca agua disminuye el rendimiento mental

    Estudiando

    Para millones de estudiantes comienzan estos días los exámenes finales, un momento de gran esfuerzo intelectual que exige estar en un estado óptimo, tanto físico como mental. Sin embargo el estrés, la ansiedad y las pocas horas de sueño hacen que la mayoría de los estudiantes descuiden su alimentación y, principalmente, su hidratación.

    Lo que la mayoría de los estudiantes desconoce es que la hidratación influye en el rendimiento mental. Esto supone que si no beben el agua necesaria disminuye su capacidad de memoria a corto plazo, las habilidades aritméticas, la concentración, la capacidad visual, etc. Además, la deshidratación provoca cansancio, dolor de cabeza, dificultad de concentración y malestar general, síntomas que también perjudican las funciones mentales.

    "En los estudios de investigación que se han realizado se ve que si la hidratación es insuficiente, al igual que ocurre en cualquier otra célula del organismo, también afecta al funcionamiento del cerebro y empeora el rendimiento intelectual en funciones de atención, repetición, matemáticas, etc." explica la doctora Carmen Gómez Candela, Jefa de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital La Paz, de Madrid.

    Glucosa para el funcionamiento neuronal

    Los expertos recomiendan de forma general ingerir entre 2 y 2,5 litros diarios de agua a través de diferentes bebidas. En época de gran esfuerzo intelectual, como es el caso de los exámenes, además de mantener una buena hidratación que permita desarrollar las habilidades mentales es necesario mantener un nivel óptimo de glucosa, la energía del cerebro.

    Las bebidas que contienen azúcares cumplen un importante papel a la hora de aportar glucosa a la mente, ya que mantienen los niveles de atención y mejoran diversos aspectos como la capacidad de reacción, la memoria o el rendimiento intelectual. "No es conveniente que al cerebro le falte glucosa porque es imprescindible para el normal funcionamiento neuronal", indica la doctora Carmen Gómez Candela.

    También los alimentos contribuyen a aportar carbohidratos al organismo, como el pan, los cereales, el azúcar o la fruta, por lo que es importante incluirlos en la dieta, especialmente en temporadas de gran esfuerzo mental.

    Pautas saludables para estudiar

  • Descansar cada dos horas para despejarse (pasado ese tiempo el rendimiento intelectual disminuye).

  • Tomar agua, un café o un refresco.

  • Aprovechar esos paréntesis para levantarse y estirar las piernas.

  • Dormir un mínimo de 8 horas diarias.

  • Mantener una alimentación equilibrada que aporte todos los nutrientes que el organismo necesita.

Deja un comentario