La investigación y el desarrollo en TIC en Iberoamérica: Situación actual y tendencias (Informe en PDF)

por | septiembre 23, 2012

Desde la aparición de las computadoras en la década de 1940 se ha ido produciendo, primero en forma lenta y luego en forma casi vertiginosa, una “informatización” de las distintas sociedades, en el sentido de que las TIC van impregnando cada vez más la vida cotidiana de todos los sectores sociales en todos los países del mundo. Primero fue la computación con fines estrictamente científicos (y bélicos) que llevó, por ejemplo, a que ya desde 1950 en Estados Unidos se hicieran pronósticos numéricos del tiempo, cada vez más completos y confiables; luego, fundamentalmente a partir de la década comenzada justamente en 1950, la computación irrumpió en las operaciones de los bancos, de las compañías de seguros y de las grandes empresas; en la década de 1970 comenzó la computación personal, posteriormente Internet y el correo electrónico, en 1990 la World Wide Web y, a lo largo de todo el tiempo, cada vez más industrias “informatizaron” sus procesos y también sus productos, y cada vez más las personas tuvieron acceso individual a las cada vez mayores posibilidades de las TIC. Estas tecnologías influyeron también en el arte, tanto en su difusión como en su creación (artes electrónicas); las computadoras permitieron crear verdaderos laboratorios y los experimentos “in silico”, según una ingeniosa frase, a veces reemplazan a los experimentos “in vitro” y a los experimentos “in vivo”, con lo cual las TIC también se inmiscuyen en la ética de muchas maneras distintas.

Informes 2012Sin embargo, como es de esperar, esa informatización de la sociedad no se ha producido igualmente en todos los países ni en todos los sectores sociales de cada país. Los países centrales, comenzando por Estados Unidos, mantienen un liderazgo incuestionable; más aún: las tendencias de las últimas décadas indican que en buena medida Estados Unidos basa su hegemonía mundial en el desarrollo tanto de sus TIC como de industrias significativamente influidas por ellas (inclusive las industrias culturales y de entretenimientos): los pronósticos que en la década de 1980 indicaban una tendencia a la declinación norteamericana basadas en cierta pérdida de competitividad de algunas de sus industrias tradicionales, como la automotriz, se mostraron errados, muy probablemente debido a que esas debilidades eran ampliamente compensadas por la superioridad norteamericana en las industrias más de punta, entre las cuales por supuesto las relacionadas con TIC tienen un protagonismo importantísimo. Y por supuesto está la superioridad norteamericana en la ciencia en la que estas TIC se basan, ciencia desarrollada fundamentalmente en las universidades y en organismos gubernamentales, como parte de la estrecha relación gobierno – universidades – empresas, que también funciona bien en los demás países centrales (mucho mejor que en los nuestros) y que es parte importante de su superioridad científica, tecnológica y de innovación. En cuanto a las aplicaciones bélicas de las TIC, desde sus comienzos, los comentarios son obvios y casi automáticos.

En ese sentido, nos atreveríamos a decir que cualquier proyecto de desarrollo de los países del área iberoamericana tiene que incluir indefectiblemente un análisis de las TIC, sus desarrollos, sus vínculos entre sí y con el mundo desarrollado. Este trabajo pretende cumplir esta función, a sabiendas de que la comunidad iberoamericana incluye por un lado dos naciones integradas a la Europa desarrollada, que son España y Portugal, algunos países de América Latina de desarrollo intermedio (Brasil, Argentina, México, y probablemente Chile y Colombia) y otros países cuya incidencia en este área es mucho menor. Nuestra intención es analizar y observar la situación actual, la evolución de las TIC en la comunidad iberoamericana en los últimos diez años, y las tendencias que se manifiestan, estudiando de qué manera los países integrantes generan producción científica y tecnológica propia, de qué manera se establecen los lazos entre sus comunidades relacionadas con el área (y especialmente con España y Portugal, que tienen esa posición “intermedia” entre los países más desarrollados y los de América Latina)  y de qué manera se relacionan con los países centrales. A través de indicadores – fundamentalmente producción científica y tecnológica publicada en revistas indexadas y en patentes internacionales – intentaremos llevar a cabo esa tarea. (RQCh – Extracto del informe)

Descargar informe La investigación y el desarrollo en TIC en Iberoamérica: Situación actual y tendencias
Disponible PDF
Fecha Marzo 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *